Borja Zausen | Cine Rural
22119
post-template-default,single,single-post,postid-22119,single-format-standard,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Cine Rural

Captura de pantalla 2015-04-24 a las 14.35.15

Mi último corto documental Som Pastor, se estrenó mundialmente en mi querido pueblo, Santa Eugènia, Mallorca, en el marco incomparable de la XXXV Fira Ramadera. Con esta pieza, he cerrado la trilogía sobre los payeses mallorquines, sencillos héroes contemporáneos. Y, como hemos venido haciendo estos últimos años, volvimos a transformar “Sa Peladora de Can Quec” en nuestro cine rural favorito. Además, recreamos fielmente la habitación de Miquel. Este chaval es tan auténtico como parece.

Nuestros espectadores disfrutaron de este espacio. Hicimos unos quince pases, desde las 20 hasta las 23 horas,  siempre con el pequeño cine lleno. Los miembros de la Asociación de niños Payeses se convirtieron en acomodadores  e iban sentando a los sorprendidos invitados en las balas de paja que servían de mullidos asientos. Impresionante. Gracias a todos por venir.

Tuve la suerte de vivir el primer pase muy cerca de mi hija, Mia, que volvía por primera vez al pueblo desde que vinimos a Madrid, hace poco más de un año. Le confesé en secreto que estaba viviendo uno de los días más importantes de mi vida. Necesitaba cerrar este ciclo de transmisión de conocimiento entre la figura de Palou que representa la tradición, la experiencia, el artesano y la del niño, el pastor “native digital” que decidió conectar con ese pasado para recoger el testigo de un oficio al que casi nadie da importancia.  “Ahora, ya estoy tranquilo”  me dijo Palou. Yo también, querido amigo.

 

No Comments

Post a Comment